1/12/2010

IGLESIA DE SAN PIETRO IN VINCOLI . ROMA





San Pietro in Vincoli es una basílica de Roma, muy conocida por albergar el mausoleo del papa Julio II, con la famosa escultura del Moisés de Miguel Ángel.
Su Historia tiene origen en su construcción a mitad del siglo V para albergar la reliquia de las cadenas, con las que fueron atadas a San Pedro durante su encarcelamiento en Jerusalén.
Según cuenta la leyenda, la Emperatriz Eudoxia, Esposa del Emperador Valentiniano III, ofreció las cadenas como regalo al papa León I.
Cuando éste las comparó a las cadenas del primer encarcelamiento de San Pedro en la Cárcel Mamertina en Roma, las dos cadenas se unieron milagrosamente.
Las cadenas se guardan en un relicario bajo el altar principal de la basílica.
            
                                

La basílica experimentó varias restauraciones y reconstrucciones, entre ellas la restauración del papa Adriano I y las reconstrucciones del papa Sixto IV y de Julio II.
También sufrió una renovación en 1875.
El pórtico frontal, incorporado en 1475, se le atribuye a Baccio Pontelli, mientras que el claustro (1493-1503), es obra de Giuliano da Sangallo. El actual cardenal obispo del Titulus S. Petri ad vincula es el cardenal Pío Laghi.

En su interior la forma una planta de dos naves, con tres ábsides divididos por columnas de estilo dórico.
Las naves están remachadas por bóvedas de crucería, mientras que la nave central cuenta con un techo paneleado del siglo XVIII, con frescos de Giovanni Battista Parodi, en cuyo centro muestra el Milagro de las cadenas (1706).


El Moisés de Miguel Ángel, finalizado en 1515 y originariamente concebido como parte del monumento funerario independiente del papa Julio II, junto con 47 estatuas más, se convirtió en el núcleo central del monumento y tumba del papa en San Pietro, la iglesia de su familia.
Moisés se presenta con cuernos, debido a la similaridad en latín entre las palabras “rayo” y “cuerno”.
Este tipo de simbolismo iconográfico era común en el arte sagrado del Renacimiento, y en este caso, facilitaba el trabajo del escultor y aquellos que lo vieran lo entenderían como el resplandor de la cara de Moisés, y no como cuernos.


El templo es visitado masivamente por los turistas gracias a esta escultura de Miguel Ángel. Sin embargo, sus condiciones de exhibición son muy cuestionadas; la obra permanece en penumbra, y sólo se ilumina cuando se introducen monedas en una especie de máquina tragaperras, que sin duda contribuye a sufragar los gastos del templo pero provoca comentarios poco favorables entre el público.
Otras obras de arte que se pueden encontrar en esta iglesia incluyen dos lienzos de Santa Augustina y Santa Margarita de Guercino, el monumento del cardenal Girolamo Agucchi diseñado por Domenichino (también autor del fresco de 1604 Liberación de San Pedro} situado en la sacristía el retablo de la primera capilla una Deposición de Pomarancio, y el sepulcro de Nicolás de Cusa (1464), obra de Andrea Bregno.
También se pueden encontrar las sepulturas del pintor y escultor Antonio Pollaiuolo y del pintor de miniaturas Giulio Clovio, amigo de El Greco.
Hasta 2009 ocupaba la titularidad de la Iglesia el cardenal Pio Laghi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada